Saltar la navegación

CONTINENTES

Los continentes y su Extención

Para conocer mejor la ubicación geográfica de México en el mundo revisemos información que nos puede ser útil. La Tierra tiene una superficie aproximada de 510 100 000 km2, de los cuales 150 100 000 km2 son tierra firme, el resto está ocupado por océanos y mares.

En la década de los cincuenta, científicos que estudiaban las cadenas montañosas que hay en el fondo marino descubrieron que del centro de esas formaciones salía magma del interior de la Tierra. El magma, al enfriarse, originaba rocas que se acomodaban a uno y otro lado de la hendidura central.

Esas investigaciones permitieron, a principios de los años sesenta, llegar a la conclusión de que la corteza se renueva continuamente, que está formada por piezas o placas independientes, que flotan y se mueven muy lentamente.

Estos movimientos provocan cambios en la superficie de la Tierra. Por ejemplo, hace aproximadamente 300 millones de años, las placas formaban una sola masa continental, conocida como Pangea. Posteriormente, las placas se desplazaron dando lugar a otros continentes. El estudio de los cambios hasta ahora ocurridos en las placas terrestres permite saber cómo ha cambiado la superficie de los continentes y que los continentes seguirán cambiando.

Pangea. Hace 200 millones de años.
Disposición actual de los continentes
Continentes hace 65 000 años
Continentes dentro de 50 millones de años

La Tierra firme se divide en seis continentes: África, América, Antártida, Asia, Europa y Oceanía. En el hemisferio norte de la Tierra se encuentra la mayor parte de la extensión territorial de los continentes. Actualmente, existen más de 200 países; el número, extensión y nombres de muchos de ellos han cambiado a lo largo de la historia de la humanidad. México se localiza en el continente americano.

África

La extensión de este continente es de 30 300 000 km2. Su suelo está constituido por extensas llanuras, mesetas y once sistemas montañosos; el clima es muy cálido, ahí se localiza el mayor desierto de la Tierra, el Sahara. Dos países de África, Zaire y Madagascar, son reconocidos, a nivel mundial, por su gran variedad de formas de vida o biodiversidad. El continente se encuentra habitado por grupos culturales con acentuadas diferencias: negros, árabes, europeos y asiáticos, entre otros.

 

África ocupa el primer lugar en la producción mundial de gas natural, radio y uranio; también tiene las mayores reservas en el mundo de diamantes, oro, cobre, plomo, cromo, platino, cinc, estaño, titanio, germanio, litio y fosfato.

América

Este continente tiene una extensión de 42 500 000 km2. Su suelo se caracteriza por extensas cadenas montañosas que se localizan, principalmente, sobre su costa occidental. En el Norte, forman macizos conocidos como Montañas Rocosas, Sierra Madre Occidental y en el Sur, los Andes, que es la cordillera más larga del mundo.

Estas condiciones de relieve hacen posible que en América se encuentre la mitad de los doce países que tienen la mayor biodiversidad en el mundo; éstos son: Estados Unidos, México, Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

En el continente americano se distinguen tres zonas geográficas diferenciadas: la primera se conoce como América del Norte, que abarca desde Alaska hasta México; la segunda es América Central que comprende desde Belice y Guatemala hasta Panamá; y la tercera es América del Sur, que abarca desde Colombia hasta la Patagonia. Estas tres regiones presentan fuertes contrastes naturales, económicos, sociales y culturales.

En América se encuentran presentes casi todos los tipos de climas que existen en el mundo. En el continente se ubican yacimientos importantes de carbón, petróleo, hierro, cobre, plata, oro, platino, plomo, cinc, níquel, cromo, cobalto, mármol y tungsteno, entre otros.    

 

Asia

Este continente tiene la mayor extensión territorial, 44 900 000 km2. En el Norte se extiende desde la región polar hasta la zona del ecuador, en el Oeste limita con Europa, el mar Rojo y el mar Mediterráneo y al Este con el océano Pacífico. En Asia encontramos una gran diversidad de climas, paisajes y seres vivos. China, India, Indonesia, países de este continente, son reconocidos mundialmente por su biodiversidad. Asia es el continente más poblado: en él vive un poco más de la mitad de todos los seres humanos.

En Asia se desarrollaron las más antiguas culturas que hicieron importantes aportaciones a la agricultura, comercio, ciencia y tecnología. Ahí también se originaron tres de las religiones más profesadas en el mundo: budismo, islamismo y cristianismo.

Los distintos climas representativos de este continente hacen posible que en el Norte existan especies animales y vegetales propias de las zonas frías, como las siguientes: reno, zorro, oso blanco, musgos, líquenes, pinos y abetos. En tanto que en el Sur habitan especies como el orangután, tigre, elefante, rinoceronte, y plantas como el naranjo, arroz y manzano, entre otras.

 

Los recursos naturales más representativos de este continente son: carbón, petróleo, gas natural, uranio, hierro, níquel, cobre, plomo, estaño, cinc y muchas piedras preciosas como los diamantes.

Europa

La extensión territorial de Europa es de 9 900 000 km2, es pequeña comparada con la extensión de los tres continentes anteriores. Al Este limita con el continente asiático del que está separado por los Montes Urales; al Oeste limita con el océano Atlántico y al Sur con el mar Mediterráneo. No obstante su reducida extensión geográfica, en este continente se ubican algunos de los países más altamente industrializados de la Tierra: Inglaterra, Alemania, Francia e Italia, entre otros.

En el continente europeo se distinguen tres regiones climáticas: la tundra, en el extremo norte del continente; en esta zona se viven los inviernos más crudos, habitan especies como el caribú, zorro, búhos, entre otros; la vegetación está representada principalmente por líquenes, musgos, arbustos y plantas de vida muy corta. En la región boreal se encuentran extensas zonas de bosques de pinos y abetos; en ésta habitan especies animales como el lobo, pájaro carpintero, comadreja, ardilla y oso pardo. Hacia el sur del continente encontramos la región mediterránea, cuyo clima benigno favorece el cultivo de la vid, el olivo, el naranjo, el limón, la higuera y la manzana, así como la cría de cabras y ovejas.                                                                                                                           

Oceanía

    Este continente tiene la menor extensión territorial: 8 500 000 km2. Se encuentra formado por más de 7 mil islas que se ubican en el océano Pacífico, las más extensas de ellas son: Australia, Nueva Zelanda y Papúa-Nueva Guinea. Aproximadamente, 20 de esas islas permanecen bajo el dominio de otros países como Estados Unidos y Francia.

En este continente existen fuertes contrastes en el clima y en el paisaje. Hay un clima templado en el sureste y suroeste de Australia; también en las islas de Polinesia, en donde se dice que hay una eterna primavera. Por el contrario, el centro de Australia, una extensión de casi el 40% del país, tiene clima desértico, con escasas posibilidades de ser habitada. En Nueva Guinea existen zonas tropicales, con elevadas temperaturas y abundantes lluvias.

Australia es considerada uno de los países con mayor diversidad en formas de vida. Existen más de 520 especies diferentes de aves, 380 reptiles, 54 mil insectos, más de mil 500 especies de eucaliptos y entre 15 mil y 20 mil especies de plantas con flores. Los animales autóctonos están representados por más de 108 animales marsupiales, entre ellos los canguros y ornitorrincos.

Los principales recursos naturales de este continentes son: oro, plomo, uranio, fosfato, cinc, petróleo y gas natural.

Antártida

Es el territorio que se encuentra más hacia el sur de la Tierra, en la zona conocida como Polo Sur. Tiene una extensión de 14 000 000 km2. Sus límites son los océanos Atlántico, Pacífico e Índico. Su característica principal es que la totalidad del territorio está cubierta por hielo; la temperatura media es la más fría del mundo, de -18 °C.

En la Antártida se encuentra la mayor reserva de agua dulce, aproximadamente el 70% del agua que hay en el planeta. Debido a las extremas condiciones climáticas, la población que habita este continente lo hace por temporadas reducidas y con fines de investigación. Existen pequeños insectos, animales acuáticos como las focas, ballenas y gran variedad de peces. Las bajas temperaturas sólo permiten el crecimiento de musgos, líquenes y de pequeñas plantas con flores que sobreviven por cortas temporadas en algunas de las zonas costeras donde no hay hielo.

Se estima que bajo las capas de hielo existen importantes yacimientos de petróleo, uranio, carbón, oro y gas natural. Países como Argentina, Francia, Nueva Zelanda y el Reino Unido reclaman la posesión de este continente. Estas naciones han firmado diversos acuerdos para regular el uso que se da al continente. Están prohibidas las actividades mineras y las bélicas, así como utilizarlo para almacenar desechos tóxicos.